martes, 17 de abril de 2012

¿Qué son los recursos estratégicos?

Hace unos días conversaba con un amigo arqueólogo que me comentaba sobre las categorías de protección de patrimonios que hay en México. Me dijo que estas existen para distinguir el valor que estas tienen en función de su importancia para el desarrollo de nuestro país (o algo así le entendí), por ejemplo, en primer lugar de prioridad hay protección hacia los recursos estratégicos que tiene México y que se resguardan con una ley de minería (cuya última reforma fue en el año 2006), que  dispone “la exploración, explotación y beneficio de los minerales o sustancias que en vetas, mantos, masas o yacimientos constituyan depósitos cuya naturaleza sea distinta de los componentes de  los terrenos […]” (Ley Minera, 2006). Pero lo que esto quiere decir en relación con el patrimonio, es que esta prioridad es para asegurarnos de que todos aquellos descubrimientos que se hagan tienen prioridad ante cualquier otro hallazgo, por ejemplo, arqueológico, que constituye el siguiente nivel.

El segundo lugar de prioridad es el patrimonio arqueológico. Este se encuentra regulado por la Ley Federal sobre Monumentos y Zonas Arqueológicos, Artísticos e Históricos (última reforma de 1986).[1] Esto quiere decir que si un hallazgo arqueológico se localiza en una zona de yacimientos de petróleo o minero, la prioridad la tendrán los recursos estratégicos. Lo interesante es que el valor que tienen los vestigios arqueológicos, como me explicaban, consiste en que con su estudio puedes deducir o representar las formas de vida de una civilización y responder porqué en la civilización actual hacemos o pensamos de una cierta forma. Es decir, somos lo que fuimos en el pasado.

El tercer lugar de importancia para protección de patrimonio lo tiene el patrimonio histórico, protegidos por la misma ley que ya comenté. Estos bienes culturales son aquellos que la historia le ha legado a una nación, es la herencia recibida de los antepasados (igual que lo arqueológico), y viene a ser el testimonio de su existencia, de su visión de mundo, de sus formas de vida y de su manera de ser, y es también el legado que se deja a las generaciones futuras.

Finalmente están las bellas artes. De estas se sabe mucho más, por la influencia directa que tienen sobre lo actual, lo contemporáneo: pintura, música, danza, etc., y de las cuales nos beneficiamos cuando tenemos la posibilidad de acercarnos a ellas de algún modo.

Pero, ¿dónde queda entonces el medio ambiente en estas categorías? En teoría, deberían ser reconocidos como recursos estratégicos, es decir, en el primer nivel de prioridad, pero no es así, no del todo. Si así fueran, estarían por encima de lo arqueológico, histórico y de las bellas artes y muchas veces vemos que se sacrifica un ecosistema con gran valor por su servicio ambiental, para rescatar un vestigio arqueológico o simplemente por el desarrollo económico o beneficio político.

¿Deberían ser reorganizadas estas categorías? ¿Qué falta por incluir? ¿Dónde queda, por ejemplo, el patrimonio científico? O aquel patrimonio que es parte invisible del espíritu mismo de las culturas. El patrimonio no se limita a las creaciones materiales. Existen sociedades que han concentrado su saber y sus técnicas, así como la memoria de sus antepasados, en la tradición oral. Cabe mencionar que la noción de patrimonio intangible o inmaterial prácticamente coincide con la de cultura, entendida en sentido amplio como "el conjunto de rasgos distintivos, espirituales y materiales, intelectuales y afectivos que caracterizan una sociedad o un grupo social" y que, "más allá de las artes y de las letras", engloba los "modos de vida, los derechos fundamentales del ser humano, los sistemas de valores, las tradiciones y las creencias" A esta definición hay que añadir que la cultura tiene una naturaleza dinámica, una capacidad de transformación e intercambios interculturales en que participa.

El patrimonio intangible está constituido por la poesía, los ritos, los modos de vida, la medicina tradicional, la religiosidad popular y las tecnologías tradicionales de nuestra tierra. Las diferentes lenguas, los modismos regionales y locales, la música y los instrumentos musicales tradicionales, las danzas religiosas y los bailes festivos, los trajes que identifican a cada región, la cocina, los mitos y leyendas; las adivinanzas y canciones de cuna; los cantos de amor y villancicos; los dichos, juegos infantiles y creencias mágicas. Todo esto integra la cultura popular y también deben ser considerados como recursos estratégicos. 
Después de terminar esta columna, mi amigo arqueólogo la leyó y me comentó algo en lo que estoy completamente de acuerdo: "será interesante colocar elementos culturales y/o naturales que no caben en estas categorías tradicionales. Por ejemplo el patrimonio fósil (natural) que está asociado a evidencia temprana humana. O el patrimonio mixto como las Salineras, es efímero, estacional, cultural (histórico), material e inmaterial y natural todo al mismo tiempo. O la misma petatera. Las categorías existentes son muy anticuadas, sin embargo en su contexto histórico sirvieron con fines muy prácticos. En la actualidad hay que rejerarquizar e incluir que todo tipo de patrimonio es estrategico, y todo es igual de importante. sin estratificar." Sea dicho.
Fuente: UNESCO, 1987

[1] Cabe observar que las siguientes tres prioridades (arqueológicos, históricos y bellas artes están juntas en una sola ley.
Gracias a Fernando González Zozaya por su conversación y aportaciones. 

1 comentario:

  1. Estimada Rosi, para añadir complejidad al texto y al cuadro, será interesante colocar elementos culturales y/o naturales que no caben en estas categorías tradicionales. Por ejemplo el patrimonio fósil (natural) que está asociado a evidencia temprana humana. O el patrimonio mixto como las Salineras, es efímero, estacional, cultural (histórico), material e inmaterial y natural todo al mismo tiempo. O la misma petatera. Las categorías existentes son muy anticuadas, sin embargo en su contexto histórico sirvieron con fines muy prácticos. En la actualidad hay que rejerarquizar e incluir que todo tipo de patrimonio es estrategico, y todo es igual de importante. sin estratificar.

    ResponderEliminar

Te agradezco a continuación tus comentarios: